Tweeter buttonFacebook button
Home Noticias gerontológicas

El Instituto Nacional de las Personas Mayores a través del Programa Vinculación para las Personas adultas Mayores, cada vez hace más convenios con empresas y comercios para que se sumen a la cruzada contra el desempleo de las personas mayores, esto no solo permitirá que se hagan presentes los adultos mayores en la vida diaria da cada uno, sino que también podremos ver adultos mayores activos en los diferentes comercios, y adultos mayores que podrán llevar un ingreso más a sus familias o adultos mayores que aún tienen familia que sostener.

En México tenemos alrededor de 12 millones de adultos mayores, pero a pesar de que se hacen múltiples intentos por apoyar a este sector de la sociedad para que tengan un trabajo con los diferentes comercios, uno de los grandes problemas con los que se encuentran es que muchos adultos mayores no saben leer ni escribir o no tienen la primaria terminada y menos la secundaria.

Con el último comercio que se ha llegado a un convenio de contratar a adultos mayores es el Starbucks, esta empresa uno de los requisitos que solicita es que los adultos mayores que les interese dicho trabajo deben tener la secundaria terminada. El tema académico será uno de los principales inconvenientes con los que se encuentran las empresas y dejara a muchas personas mayores fuera de estos convenio.

El hospital geriátrico Dr. Blanco Cervantes imparte cursos de formación para cuidar a personas mayores. El objetivo es dar pautas de cómo cuidar a las personas mayores y como cuidarse así­ mismo los cuidadores.

Generalmente, y por cultura los cuidadores de personas mayores suele ser la familia, que casi por regla recae en un familiar mujer, otros pueden ser voluntarios o personas contratadas. El problema con el que se encuentran es que en Costa Rica no hay formación de cómo se debe cuidar a una persona mayor, ya sea en su domicilio o en un asilo geriátrico, por lo tanto los cuidadores requieren de herramientas para el cuidado y atención de la persona mayor en sus diferentes situaciones fí­sicas y cognitivas.

La falta de capacitación gerontológica en los cuidadores afecta a su salud fí­sica y psicológica, es común escuchar a los cuidadores que por un lado tienen una sensación de bienestar que les genera al ayudar a otra persona y a la vez agobio, cansancio físico y mental, sensación de impotencia al ver que la persona mayor que atienden cada día se deteriora más, así­ como culpabilidad por no poder hacer nada.

Es por ello que el Hospital Geriátrico se ha dado a la tarea de impartir cursos gerontológicos, cuyo objetivo es dar las herramientas necesarias para el cuidado y atención de las personas mayores, así­ como también de cuidarse así­ mismos, de conocer las diferentes instituciones a donde recurrir y pedir ayuda.

Cada vez se incremente el número de personas con La Enfermedad de Alzheimer, según los últimos datos, hay alrededor de 25 millones de personas afectadas por esta enfermedad en el mundo.

España tiene alrededor de un 4 y un 6 % de su población mayor de 65 años con la enfermedad de Alzheimer. Es por ello que el Ministerio de los servicios sociales español está desarrollando nuevas estrategias para la atención a personas con la enfermedad de Alzheimer, a sus familias y al cuidador principal. Estas estrategias tendrá en cuenta los problemas clí­nicos, sociales y el impacto económico que supone a las familias y a la sanidad pública.

En México hay alrededor de 350 mil personas que padecen Alzheimer y mueren por este padecimiento alrededor de 2 mil pacientes, según datos del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugí­a de la Secretaria de Salud.

A pesar de que se han realizado muchas investigaciones en diferentes paí­ses, hasta la fecha no se tiene cura ni se conocen las causas que la generan. Por lo tanto la atención queda en cuidar al enfermo/a, dar apoyo a la familia, al cuidador principal y desarrollar polí­ticas sociales para esta población.

La falta de profesionales con formación gerontológica, de recursos económicos, y de normativas adecuadas para la supervisión de centros (residencias geriátricas, asilos para mayores, guarderías para mayores centros de día), permite que se abran espacios para adultos mayores sin ningún tipo de supervisión por parte de las autoridades. Así­ lo ha admitido el director del INAPAM Sergio Valdés Rojas. Según en breve, pondrían en marcha un instrumento que permitiría poder evaluar a estos espacios y considera que al año tal vez logren supervisar alrededor de 15 centros.

También comento que el INAPAM, no tiene un registro oficial de cuantos centros gerontológicos existen en todo el paí­s, el único registro que existe es el del INEGI 2010 de 744 establecimientos para con una población de 17 mil 938 adultos mayores.

Según la Ley de Adultos Mayores, el INAPAM es la institución encargada de realizar un registro de centros gerontológicos en todo el paí­s, sin embargo, hasta le fecha no existe como tal. Otra institución que deberí­a tener ese registro ya que se supone es quién autorizan estos centros es la Secretaria de Salubridad y Asistencia, el Desarrollo Integral de la Familia o en el caso el Instituto de Nacional de Geriatría.

Con frecuencia el INAPAM recibe quejas de maltrato a adultos mayores, de establecimientos gerontológicos no adecuados (caí­das por escaleras que han generado fracturas en los ancianos y hasta la muerte). Quejas por baños no acondicionados, mala higiene, desnutrición, alimentación no adecuada, entre otros.

Estos Indicadores deberían ser suficientes para llevar a cabo urgentemente una formación gerontológica obligatoria, a todo el personal de estos establecimiento, crear instrumentos para poder supervisor y evaluar si un establecimiento es adecuado para la atención de personas mayores y crear normativas tanto federales como estatales para la construcción y apertura de establecimientos gerontológicos.

Redes sociales