Home El rincón del adulto mayor Mi pequeña reflexión para los mayores en Navidad

En estas fechas que son de tantos te hace pensar en cosas que muchas veces no nos damos cuenta y al pasar los días te pones a reflexionar que pasan esos días, Nos olvidamos totalmente de la humildad con la que muchos de nuestros abuelos vivieron la navidad y que a muchos nos enseñaron que la navidad hay que celebrarlos humildemente, así como te sientes tú, poniéndote en su situación, es como se sienten nuestros mayores, aquellos que enseñaron a nuestros padres que la Navidad es tiempo de unir a la familia,  Aun es tiempo de enseñar a nuestros niños lo que significa la Navidad, y qué significa ser invisible para la familia. nuestra forma de tratarlos no les ayuda a superar sus carencias, por el contrario se acentúa su soledad y abandono. Los arrojamos en geriátricos y en otras fundaciones donde jamás lograrán reemplazar nuestra participación en el proceso de terapia, por el contrario, se requiere tu participación plena en el hogar, pero en estos hogares de cuidado diario y/o geriátricos es cierto que se trata de equilibrar el espíritu del anciano, estimulándolo, dándole un poco de amor, de atención médica y psicológica, pero esto no es suficiente, porque ellos son llevados a estos centros y abandonados allí como un mueble viejo que jamás volvemos a visitar. Recuerda que la mayoría de los geriátricos tienen problemas económicos y muchos de estos «viejitos» mueren por insalubridad, el calor del hogar fortalece el espíritu, compartir con los seres más importantes y ser comprendidos por ellos, estimula para sentir que todavía nos necesitan. Pero si ellos no aceptan pensar, hablar y opinar como la familia lo necesita son maltratados, ellos necesitan más amor, mayor comunicación y ser estimulados a intentarlo una vez más, cuando se tropiezan y caen.

Os hago una pregunta y es: ¿Porqué no luchamos por un mejor mañana para ellos, para nuestros ancianos?, porque estoy segura que buscando una mejor calidad de vida para ellos, nuestros ancianos son grandes tesoros de sabiduría que dejamos pasar sin voltear siquiera a verlos, sin preguntar si necesitan algo, que muchas veces, sin gran esfuerzo, le podemos proporcionar, empecemos en realizar por darles la vida de dignidad y respeto que merecen? Ellos nos necesitan, no hay que olvidarlo nunca, tampoco que algún día nosotros necesitaremos lo que hoy nos negamos a dar.

Solos os pido que no solo en estas fechas especiales Navideñas estemos con nuestros mayores, si no estemos con ellos toda la vida, hasta su último día de su vida, es hora de ponernos a reflexionar y a pensar que si los abandonamos que será de su vida cuando les abandonemos, que serán de ellos, y cuál será su vida final cuando estén abandonados, pongámonos a pensar por un momento, todo lo que nos dio en vida, y ahora están por nuestros egoísmo los abandonados a su suerte, haya pasado lo que haya pasado con nuestros mayores dejemos los rencores atrás, y dejemos que vivan feliz en sus ultimo día rodeado de sus hijos, nietos y amigos, me quedo aquí porque si sigo escribiendo no parare y me pondré muy triste.

PD: Os doy las gracias a cada uno de vosotros por leer esta pequeña reflexión y por abrir vuestros corazones, nunca dejemos de reflexionar sigamos luchando por ellos, por nuestros mayores.

Gaviota Segura

Contacto

Nombre

E-mail

Asunto

captcha
Escribe el texto que aparece en la imagen

Mensaje