Home Noticias gerontológicas La importancia de la estimulación cognitiva en el adulto mayor.

0 1126

Tanto el “entrenamiento mental” como la práctica física contribuyen a prevenir enfermedades mentales y la pérdida de la memoria en personas mayores de 60 años.

 El cerebro realiza varias funciones como la de procesar información, de las cuales, muchas quedan grabadas en la memoria. Sin embargo, esta capacidad de recordar puede verse afectada durante la etapa del envejecimiento o por alguna enfermedad como el Alzheimer.

Aunque hay personas que no les gusta ir a consulta deben de saber que el cerebro se puede estimular a cualquier edad para desarrollar el pensamiento cognitivo, la memoria y la creatividad.

Para la psicóloga Aby Morel la estimulación cognitiva permite incrementar las capacidades mentales de una persona mayor de 60 años. Además, mejora sus niveles de plasticidad neuronal, incrementa sus funciones cerebrales, su potencial cognitivo, incluso, previene enfermedades mentales.

Así como el ejercicio físico tiene su función, la estimulación cognitiva puede prevenir la pérdida de la memoria que ocurre, mayormente en la edad avanzada, comenta Morel.

Actualmente, hay datos que sugieren que las personas mayores pueden preservar su agudeza mental ejercitando el cerebro.

Hoy en día, la etapa del envejecimiento y su relación con la pérdida de memoria, han sido casos ampliamente estudiados a través de los años, lo que ha permitido buscar estrategias y métodos para mejorar la calidad de vida de los adultos, por lo que especialistas en Psicología y Psiquiatría coinciden en que la memoria es “entrenable”, al igual que cualquier otro órgano.

“Es necesario destacar que a través de la estimulación se logra entrenar distintas funciones del cerebro como: atención, memoria, percepción, retención de información, así como codificación y almacenamiento de la misma”, explica Morel.

Además, señala que algunos de las prácticas que se pueden realizar en la tercera edad para impulsar las habilidades cognitivas son: leer, tratar de memorizar refranes o décimas, hacer ejercicios de cálculo mental, ordenar frases, identificar palabras en sopa de letras, jugar ajedrez o dominó, clasificar objetos según su función, identificar mapas geográficos, dibujar, compartir con la familia, completar rompecabezas, así como realizar aeróbicos, saltar, caminar en grupo, entre otros. En sentido general, estas actividades ayudan a mejorar la calidad de vida en personas más adultas, puntualiza la psicóloga.

Ejercicios físicos
El médico geriatra, Dagoberto Güílamo, explica que los adultos mayores es el grupo de la población de más rápido crecimiento a nivel mundial. Esto impacta seriamente el gasto en salud de las nacionesdesarrolladas o en vías de desarrollo.

La esperanza de vida en el país es de 72 años para la mujer y 68 años para el hombre. La edad adulta representa el 6.9 por ciento de la población total, es decir, 690,000 personas mayores de 65 años. Para el año 2020 se incrementará a un millón de personas.

“Las causas de muerte más frecuentes en este grupo poblacional, son los surgidos por enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cáncer y neumonía, seguidas de cerca por las caídas”, indica Güílamo.

Asimismo, expresa que sin importar los años, siempre se debe realizar actividades físicas. “El objetivo es reducir la pérdida de masa ósea (hueso) y músculo que se produce a partir de los 25 a 30 años de edad. Esto conlleva a debilidad muscular y la consecuente inestabilidad para caminar y mayor propensión a caídas y fracturas de cadera”.

A partir de los 60 años es recomendable hacer ejercicios aeróbicos, que van a mejorar la funcionalidad del aparato cardiovascular (corazón y circulación, también el cerebro), resalta el especialista.

Güílamo recomienda que todos los mayores de 50 años deben incluir ejercicios de resistencia en su vida cotidiana. Una buena forma de comenzar con una rutina de resistencia, es usar la propia masa corporal como peso para los ejercicios; por ejemplo ponerse en cuclillas, levantamiento de caderas, ‘tai-chi’, yoga o pilates. l

Ejercitación
Los especialistas recomiendan que para que el adulto mayor pueda preservar su agudeza mental debe ejercitar su cerebro ya sea leyendo y/o participando en juegos de mesa como ajedrez y dominó.

Pasos que debe tomar en cuenta cuando se ejercite

El geriatra Dagoberto Güílamo aconseja que antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios es importante que el paciente se comunique con su médico de cabecera, quien luego de una valoración exhaustiva le recomendará el tipo de deporte y la magnitud de los mismos, acorde con su estado de salud.

Entre los beneficios físicos que aporta la destreza física, Güílamo menciona: mejoría en el equilibrio y la marcha, mejor salud para el corazón y el cerebro. Los que se ejercitan duran cuatro años más que aquellos que no lo hacen, y mentalmente les brinda seguridad, libertad para desplazarse, sentido de autonomía e independencia, mejora su integración social y familiar.

Además, señala que la nutrición es vital, sobre todo, el aporte de proteínas para ayudar a aumentar la masa muscular (lo cual solo se logra si al mismo tiempo de tomar proteínas se realizan ejercicios de resistencia).

“No tomar rutinariamente medicamentos innecesarios: multivitaminas, proteínas, hierro, calcio. Estos aportan beneficios solo cuando su médico detecta una deficiencia en el sistema inmunológico”, dice Güílamo.

– See more at: http://www.elcaribe.com.do/2017/02/20/importancia-estimulacion-cognitiva-adulto-mayor#sthash.lBhT87ZY.dpuf

Contacto

Nombre

E-mail

Asunto

captcha
Escribe el texto que aparece en la imagen

Mensaje